La carta abierta de Anatoly Unitsky a Jeff Bezos y Elon Musk

La carta abierta de Anatoly Unitsky a Jeff Bezos y Elon Musk

12 Diciembre 2018 50658

Ayer, en Bratislava, tuvo lugar la ceremonia de la entrega del Premio Internacional de la Paz de Eslovaquia a Anatoly Unitsky. En su discurso, dedicado a este evento, destacó la necesidad de repensar el concepto del desarrollo industrial de la humanidad:

"Debemos pensar con audacia y aplicar soluciones que ayer nos parecían imposibles. Si para salvar el planeta necesitamos crear una alternativa a los automóviles con un motor de combustión interna, esto debe hacerse ahora. Si para el futuro de la humanidad, la industria debe ponerse en órbita terrestre, el desarrollo en esta dirección debería comenzar lo antes posible".

En el centro del concepto presentado está la idea de que ya es necesario comenzar el desarrollo en la exploración industrial en el espacio. Hoy en día la astronáutica de cohetes no es capaz de hacer frente a esta tarea.

Hoy, 12 de diciembre de 2018, publicamos una carta abierta de Anatoly Unitsky a Elon Musk y Jeff Bezos y otros empresarios de la industria aeroespacial. A continuación está el texto completo de la carta:


       

A Jeffrey Preston Bezos, Jeffrey Preston Bezos, el director ejecutivo de Amazon.com, Inc y Blue Origin,

 A Elon Reeve Musk, el director ejecutivo de Space Exploration Technologies Corporation,

y a todos aquellos que pretenden explorar el espacio en el futuro con la ayuda de vehículos de lanzamiento. 

¡Estimados señores! 

Sus nombres son ampliamente conocidos en todo el mundo, el mío de momento no tanto. Representamos culturas diferentes, vivimos en los países lejanos entre si, tenemos mentalidades diferentes, y diferentes oportunidades financieras para invertir en la exploración espacial. Pero tenemos algo en común: Igual que ustedes, estoy seguro de que la humanidad no tiene otra forma del desarrollo que la exploración del espacio exterior, pero al mismo tiempo creo que toda la industria  contaminante debe ser llevada a fueras del planeta. Igual que ustedes, he dedicado muchas décadas a la implementación de un programa alternativo de exploración espacial. De esta manera, como ingeniero y científico, he logrado resultados significativos y he sacado una serie de conclusiones importantes que considero necesarias para compartir con ustedes a fin de prevenir errores que podrían ser críticos para toda la humanidad.

Explorar el espacio usando cohetes es irracional y perjudicial para el medio ambiente

El camino de exploración espacial con cohetes, en el que la humanidad está pensando hoy, y que ustedes ha decidido tomar, es una ruta sin salida. Según los datos de fuentes abiertas, el objetivo principal que ustedes persiguen hoy es reducir el coste de lanzamiento creando los vehículos de lanzamiento reutilizables. Pero incluso si logran conseguir estos resultados significativos y reducen el coste de entregar las mercancías a la órbita, por ejemplo, hasta $ 2 millones por tonelada de carga, la exploración espacial a gran escala seguirá siendo costosa. Aquí podemos comparar con la realidad terrenal, donde no tiene sentido intentar construir una fábrica si el precio de un ladrillo es igual  al precio de un automóvil.

Otra circunstancia que hace que los intentos de industrializar el espacio utilizando cohetes no tenga sentido es que su eficiencia energética es extremadamente baja, menos del 1% si tenemos en cuenta todos los costes y las pérdidas de energía, incluso la verificación previa y posterior del vuelo o, por ejemplo, la producción del combustible y la construcción de los etapas del cohete. Parece una paradoja, pero el rendimiento del transporte de toda la industria moderna de cohetes espaciales es comparable a un carro tirado por caballos. Un carro de este tipo, que desde 1957 transporte continuamente 1 tonelada de carga a la órbita (aproximadamente 300 km), habría transportado tanta carga hoy como todos los cohetes juntos al espacio.

La astronáutica de cohetes, además de la ineficiencia, también crea grandes problemas ambientales. La velocidad del escape del combustible en un lanzamiento de cohete alcanza los 4 kilómetros por segundo, que es cinco veces mayor que la velocidad de una bala de rifle de francotirador. La temperatura del escape alcanza los 4 mil grados, que es casi tres veces más alta que la temperatura de la fusión del acero. Todo este poder se libera en una capa de ozono extremadamente vulnerable en forma de una llama químicamente activa. Cada despegue de un vehículo pesado de lanzamiento hace un agujero en la capa de ozono comparable con el tamaño de un país europeo como Francia.

Hace 40 años, se estimó que el transbordador espacial “Shuttle” en un lanzamiento (dependiendo de las condiciones ionosféricas) puede destruir de 10 a 40 millones de toneladas de ozono, ya que utiliza unos elementos químicos determinados como componentes del combustible que extinguen el ozono. Teniendo en cuenta que hay aproximadamente 4 mil millones de toneladas de este gas en la atmósfera de la Tierra, es fácil calcular que para la destrucción completa de la capa de ozono, será suficiente lanzar 100-200 vehículos de lanzamiento de este tipo a la vez. Además de la extinción del ozono, los lanzamientos de cohetes también modifican la química y la física de la atmósfera superior, causando turbulencias en la ionosfera e incluso afectan el campo geomagnético en la zona de lanzamiento.

El uso reutilizable de cohetes y la transición a nuevos tipos de combustible no podrán resolver estos problemas. Para la industrialización del espacio con la carga útil actual de los cohetes, el número de lanzamientos requerirá un aumento significativo que simplemente matará la vida en nuestro planeta. Las previsiones para el lanzamiento de cohetes  espaciales para los próximos 10 años no hacen ilusión: 180 lanzamientos al año es más que un doble aumento del nivel actual. No quiero creer que vea este escenario como una misión humanista y el principal negocio de la vida, implementado en el marco de los proyectos que dirige.

El hombre matará a la Tierra, si no llevamos la  producción al espacio

Supongo que entienden y comparten mi creencia en que la Tierra estará condenada si, en un futuro próximo, la Tecnosfera y toda la industria no se lleve al espacio, más allá de la frontera de nuestra casa común - la Biosfera. Esto sucederá porque es fundamentalmente imposible crear en la industria los ciclos tecnológicos cerrados. Es casi lo mismo que buscar una forma de prohibir a una vaca, excepto  su producto - la leche, producir estiércol, orina, metano y CO2. No será posible imponer un veto a la expulsión al medio ambiente de lo que queda como resultado de restar el producto terminado (la leche) del material de origen (la hierba).

Todas las tecnologías industriales funcionan exactamente de la misma manera: toman materias primas, emiten productos (a veces hacen docenas o incluso centenas de reutilizaciones), y lo que queda se devuelve al medio ambiente.

Incluso la Biosfera en su conjunto no es un sistema cerrado; después de todo, ha transformado la Tierra previamente inhabitable. De manera similar, la Tecnosfera en su conjunto no puede ser un sistema cerrado en las condiciones de un solo planeta. Inevitablemente transformará el planeta por sí mismo, sin la necesidad de oxígeno, suelo u otros componentes necesarios para que la humanidad viva en la Tierra. Como consecuencia la Tecnosfera matará, si no a toda la vida en el planeta, pero a la humanidad, seguro. Incluso hoy en día, las industrias de los Estados Unidos y China consumen más oxígeno que dan las plantas verdes en estos países. Viven en deuda: consumen el oxígeno, producido por la taiga rusa y las selvas del Amazonas. Hay una tendencia de cuarenta años para cambiar el día de la deuda ecológica (Ecological Debt Day) al comienzo del año, mientras que se mantiene la Tecnosfera irrevocablemente "comerá" la Biosfera , después de 2-3 generaciones.

Solo la provisión a la Tecnosfera de un nicho ecológico fuera de la Biosfera garantizará la preservación y el desarrollo de esta última de acuerdo con las leyes y direcciones formadas a lo largo de miles de millones de años de evolución, así como la interacción armoniosa de una comunidad de personas como objetos biológicos con la Biosfera. No existe tal nicho ecológico para la Tecnósfera en la Tierra, pero está en el espacio, muy cerca, a una distancia de 100 kilómetros de la superficie del planeta, donde para la mayoría de los procesos tecnológicos existen condiciones ideales: ingravidez, vacío, altas y temperaturas criogénicas, materias primas ilimitadas, energía y recursos espaciales.

Con la industria en órbita terrestre, nadie tendrá que huir de su hogar a otros planetas y otros sistemas estelares. Por supuesto, puedo ofrecer una alternativa a este tipo de escape: organizar áreas más comodas para la vida en la Tierra: Zonas montañosas (a más de 3.000 metros) o Antártida. El coste de colonizar las cordilleras terrestres y la Antártida es miles de veces más barato que el mismo Marte, y es mucho más cómodo vivir aquí: es a unos 100° grados centígrados más cálida, hay el aire y el oxígeno habituales, alimentos, agua dulce (se puede derretir la nieve) y esto sigue siendo: ¡la Tierra nativa! Y el billete de avión será un millón de veces más barato que uno  interplanetario: mil dólares en lugar de mil millones.

Como pueden ver, para la exploración espacial a gran escala no le queda mucho tiempo a la humanidad; solo quedan un par de generaciones hasta el punto de no retorno en el desarrollo de nuestra civilización tecnocrática. Después de esto, nada podrá restablecer el equilibrio perdido entre la naturaleza y la industria, debido a la opresión tecnocrática de la Biosfera, comenzará su destrucción y degradación irreversibles y, con ello, la degradación de la raza humana. Después de todo nuestra civilización terrenal vive según el principio de "Moho en una placa de Petri": habiendo comido todos los recursos limitados, perecerá.

La exploración espacial a gran escala y la imposición de la industria de la Tierra en órbita requerirán envíos geocósmicos de muchos millones de toneladas por año. Ni las mil de hoy ni las diez mil toneladas de carga de mañana por año (como se planeó para la industrialización del espacio) no resolverán los problemas globales de la humanidad que vive en el planeta. Cuando se alcance este volumen, en el planeta vivirán 10 mil millones de personas, lo que al contar el peso por cada persona nos dará solo 1 gramo de producción espacial por año o 3 miligramos por día.

Hay una salida - un vehículo planetario

Como resultado del análisis de estos problemas, hace más de 30 años, llegué a la conclusión de que la única tecnología de transporte posible para la exploración espacial a gran escala para la humanidad es el método sin cohetes. Probablemente conocen la idea de un ascensor espacial y otros conceptos similares. Todos ellos son difíciles de implementar, al menos en el futuro próximo, además, su productividad no supera las 10 mil toneladas de carga por año. Pero tengo mi propia decisión, sobre la que probablemente también escucharon.

Se hizo ampliamente conocida después de mi informe en Moscú en una reunión no gubernamental del público estadounidense y soviético organizada por el Comité de Paz Soviético. Esta reunión tuvo lugar en 1987, hace más de 30 años, y se dedicó a los problemas de colocar la industria de la Tierra en el espacio sin el uso de cohetes, y al desarrollo y asentamiento de otros planetas. Desde entonces, he trabajado mucho, creé mi propia escuela de ciencia y diseño, sobre cuya base se investigó y verificó esta solución mediante métodos de cálculo. Debido a esto, el proyecto puede implementarse en el futuro inmediato, si existe voluntad política y consolidación empresarial.

El proyecto del vehículo planetario fue nombrado VTO. Este es un complejo de transporte geocósmico reutilizable para el desarrollo del espacio cercano sin cohetes. Permitirá, sin ninguna interacción negativa con el medio ambiente, tanto en la Tierra como en el espacio, que un vuelo ponga en órbita alrededor de 10 millones de toneladas de carga y 1 millón de personas que participarán en la creación y el funcionamiento de la industria espacial cercana a la Tierra. Durante un año VTO puede salir al espacio hasta 100 veces. Para conseguir lo que VTO puede hacer en un año, el mundo moderno de cohetes y la industria espacial, que ya ha invertido miles de millones de dólares, tendrá que trabajar un millón de años. Al mismo tiempo, el coste de entregar cada tonelada de carga útil a la órbita usando VTO será mil veces menor que el de los vehículos de lanzamiento, no más de mil dólares por tonelada.

El VTO respetuosa con el medio ambiente, que trabaja exclusivamente con energía eléctrica, permitirá realizar la industrialización del espacio cercano. Después de eso, solo será necesario cerrar toda la producción industrial en el planeta que sea perjudicial para la Biosfera de la Tierra, creándola en órbita cerca de la Tierra con nuevos principios que respeten el medio ambiente y el espacio. Esto abrirá enormes oportunidades en el campo de las comunicaciones de la información y energía. Sacar a la industria del planeta mejorará radicalmente nuestro hábitat común, nuestro hogar común, la Biosfera del planeta, especialmente en las regiones industrializadas, sin restricciones en el crecimiento de la producción.

El proyecto unirá a la humanidad

Casi todas las soluciones de ingeniería utilizadas en el proyecto son ampliamente conocidas, probadas en la práctica y actualmente se implementan en la industria. El presupuesto del proyecto, calculado para un período de 20 años, será de aproximadamente dos billones de dólares, lo que tampoco es muy excesivo solo como tres presupuestos militares anuales de los Estados Unidos. Este programa geocósmico global permitirá unir a todos los países desarrollados del mundo con metas y objetivos comunes y atraerlos para financiar este proyecto super ambicioso diseñado para salvar a la humanidad.

Debido a sus características técnicas, el proyecto afectará directamente el territorio de docenas de países, principalmente ubicados a lo largo del ecuador, y por razones políticas y económicas, el proyecto conmoverá a todo el mundo. El VTO también se convertirá en una plataforma indispensable para el futuro desarrollo de naves del espacio exterior reutilizables, como las que desarrollan hoy sus empresas. El período de implementación del proyecto será de 20 años aproximadamente, teniendo en cuenta los aspectos sociopolíticos, de investigación, desarrollo, diseño, construcción e instalación.

Espero sinceramente encontrar personas afines entre ustedes que no sean indiferentes al futuro de la humanidad y que estén motivados a actuar no solo por los beneficios materiales. Ustedes deben comprender que, en el caso de la destrucción de nuestro hogar común - la Biosfera terrenal, ningún dinero salvará las vidas de los humanos, nuestros hijos y nietos. Los invito a cooperar para un bien común de toda la humanidad. Espero que esta carta inicie el evento principal en su vida.

La Tierra es el mejor planeta en todo el universo. ¡Debemos salvar la para nuestros descendientes!     

Presidente del Grupo de empresas de SkyWay,

Presidente del Consejo de Administración, Diseñador General de CJSC "String Technologies" 

El ingeniero, Anatoly Unitsky.

Consent Request Form

This form asks for your consent to allow us to use your personal data for the reasons stated below. You should only sign it if you want to give us your consent.


Who are we?

The name of the organisation asking you for consent to use your information is:

Global Transport Investments
Trident Chambers, P.O. Box 146, Road Town
Tortola
British Virgin Islands

We would like to use the following information about you:

Why would we like to use your information?

Global Transport Investments would like to send this information to company registry, inform you about its news, for refund purposes.


What will we do with your information?

We store your name, address, ID Data, date of birth into company registry. We will share your e-mail & phone number with IT Service (https://digitalcontact.com/), SMS Center (http://smsc.ru). They will add your details to their mailing list and, when it is news update, they will send you an email or sms with details. We store your credit card number for possible refunds.


How to withdraw your consent

You can withdraw the consent you are giving on this form at any time. You can do this by writing to us at the above address, emailing us at the address: [email protected] or by clicking on the unsubscribe link at the bottom of emails you receive.

Privacy Notice – Newsletter Signup

This privacy notice tells you about the information we collect from you when you sign up to receive our regular newsletter via our website. In collecting this information, we are acting as a data controller and, by law, we are required to provide you with information about us, about why and how we use your data, and about the rights you have over your data.


Who are we?

We are Global Transport Investments. Our address is Trident Chambers, P.O. Box 146, Road Town, Tortola, British Virgin Islands. You can contact us by post at the above address, by email at [email protected]

We are not required to have a data protection officer, so any enquiries about our use of your personal data should be addressed to the contact details above.

What personal data do we collect?

When you subscribe to our newsletter, we ask you for your name and your email address.

Why do we collect this information?

We will use your information to send you our newsletter, which contains information about our products.

We ask for your consent to do this, and we will only send you our newsletter for as long as you continue to consent.


What will we do with your information?

Your information is stored in our database and is shared with with IT Service (https://digitalcontact.com/), SMS Center (http://smsc.ru). It is not sent outside of the Euro. We will not use the information to make any automated decisions that might affect you.


How long do we keep your information for?

Your information is kept for as long as you continue to consent to receive our newsletter.


Your rights over your information

By law, you can ask us what information we hold about you, and you can ask us to correct it if it is inaccurate.
You can also ask for it to be erased and you can ask for us to give you a copy of the information.

You can also ask us to stop using your information – the simplest way to do this is to withdraw your consent, which you can do at any time, either by clicking the unsubscribe link at the end of any newsletter, or by emailing, writing us using the contact details above.


Your right to complain

If you have a complaint about our use of your information, you can contact the Information Commissioner’s Office.